El cortocircuito progre

Como decíamos ayer, desde la propia izquierda van surgiendo algunas voces (escasas y con algo de heroicas) que expresan preocupación por el modo en que lo Políticamente Correcto va siendo una amenaza real a la libertad de expresión.

Ahora en el diario de Nacho Escolar uno de sus columnistas estrella apunta en la misma dirección. Si la izquierda quiere poder insultar a la Virgen en nombre de la libertad de expresión, va a tener que apechugar cuando son los postulados progres los que se discuten en público.

El problema es que si el límite de la libertad es la ofensa, tenemos un problema, porque hay gente idiota (el mundo está lleno, auténticamente atiborrado) y la gente idiota se ofende de forma idiota. Ese no puede ser el termómetro. No habiendo amenazas ni incitación a la violencia, todos los bandos tienen que aprender que si alguien no está de acuerdo contigo eso no implica que te tengan fobia. Todas las ideas, todas, incluyendo la peculiar idea de que hay niños con vulva y niñas con pene, tienen que poder ser discutidas; no hay idea que (en una democracia libre) tenga que ser asumida por todos sin rechistar, sin previa discusión, sin análisis crítico, sin atisbo de duda.

No es una cuestión de genitalidad; es una cuestión de libertades civiles.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s