De error en error en el tema de la libertad de expresión

Por si no bastaran los buses naranjas y las dragqueens blasfemas, o lo tuit chistes sobre Carrero Blanco, este pobre país nuestro tiene su diaria ración de problemas con la libertad de expresión, en este caso la denuncia contra Dani Mateo por ofensas a los sentimientos religiosos.

Aquí defendemos que libertad de expresión es libertad de ofender. Es decir, si ponemos el límite de la libertad de expresión en la ofensa, nos encontramos con el problema, bien conocido, de que la gente idiota se ofende de forma idiota. Por ejemplo, la campaña contra La La Land por racismo (los activistas anti racismo acusaban a la película de incorrecta porque el malo era negro y el músico de jazz era blanco: apropiación cultural) o la reciente campaña contra la crema  Nivea por asociar en su slogan los términos “blanco” y “pureza”. Nos pueden parecer tonterías (y lo son) pero es un hecho de que la película La La Land y el anuncio de Nivea ofendieron a una serie de personas.

So cada vez que alguien se ofende hemos de mandar a la fiscalía, estamos dando a los idiotas que se ofenden de forma idiota el poder de poner los límites a nuestra libertad. Y estamos jodidos.

Aquí en El Incorrecto somos lo que en USA llaman fundamentalistas de la primera enmienda. Fuera de la amenaza o la coacción, cualquier límite a la libertad de expresión es censura anti democrática.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s